viernes, 3 de junio de 2016

CESAR AUGUSTO SANDOVAL MORALES

Cesar Augusto Sandoval Morales ocupo el cargo de Gerente General del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) nombrado por Carlos Rodolfo Wohlers Monroy con quien conjuntamente fueron acusados y se les inicio proceso legal en el año 2003 por los delitos de peculado, fraude y concusión por la estafa de Q350 millones de quetzales sustraídos del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), por la autorización de un Fideicomiso de Protección y Desarrollo Social, por Q350 millones, para proyectos habitacionales de vivienda popular destinados a jubilados que nunca se realizo.
Luego de ser juzgado el 19 de agosto de 2004 el tribunal Undécimo lo encontró culpable del desfalco de los Q350 millones en el Seguro Social y lo sentencio a 13 años y cuatro meses de prisión por los delitos de peculado, concusión, estafa propia, abuso de autoridad y fraude además de una multa por Q666 mil  quetzales, habiendo sido
El multimillonario fraude por desvío de fondos en el IGSS, se concreto cuando Jorge Mario Nufio ex vicepresidente de la institución, firmó el acta 1099, del 7 de octubre del 2002, donde se creaba el fideicomiso por medio del cual la entidad adquirió cinco fincas sobrevaloradas en más de Q230 millones, según declararon los testigos. El fideicomiso que fue depositado en el Banco Uno fue constituido por la empresa UNISERV, que vinculada al empresario Gustavo Herrera y al IGSS el cual se adhirió por medio de la gestión de Cesar Sandoval mediante el aporte de Q350 millones, de un total de Q500 millones que habían sido  estipulados para el fideicomiso.

Adicionalmente a Cesar Sandoval se le inicio un segundo Juicio por el Tribunal Undécimo Penal, debido a que el El Ministerio Público (MP) lo sindico de los delitos de peculado, abuso de autoridad, concusión y fraude por un monto de 3 Millones de Dolares,  debido a que el 24 de marzo del 2003, un día antes de que dejara el cargo, ordeno la sustracción del dinero de las arcas del IGSS para que fuera invertidos en la financiera Oppenheimer & Co. sin que fueran recuperados debido a que fueron desviados a cuentas personales en el Ocean Bank, de la ciudad de Miami en Florida Estados Unidos monto que a la fecha jamas se recupero.